La Vaca que Ríe nos encargó una tarea crucial en su estrategia de negocio y de marketing. 

Tras un histórico promocional con promociones IN PACK en el punto de venta, buscaban digitalizar este proceso con dos objetivos: conectar con las nuevas necesidades de su target y un ahorro de costes.

Los niños a partir de los 8 años desarrollan una “falsa responsabilidad”. Es decir, necesitan ser responsables de cosas que no sean demasiado importantes pero que sí lo parezcan, y además, a los padres les gusta verlo en ellos.

¿Qué características cumplían los más pequeños?

– Son nativos digitales.

– Ya han empezado a utilizar videojuegos, y más fácilmente desde el móvil.

– Algunos ya tienen móvil, pero la gran mayoría lo comparten con sus padres.

Bajo el concepto “Con la merienda sí se juega”, diseñamos un producto digital en formato APP para la marca, con capacidad de crecer y evolucionar en el tiempo e integrarse en su estrategia promocional. 

Y no solo eso, sino que también conseguimos que algunas cadenas de hipermercados que no habían solicitado nuestro producto, lo hicieran gracias a la innovación.

¿Los resultados? Demoledores: conseguimos más de 100.000 usuarios activos en el primer año, cerca de 10 minutos de permanencia media en la APP y más de 155.000 juegos realizados.