En tierra hostil para el alcohol claro, puesto que Cataluña es de las más restrictivas a nivel publicitario. J&B, la marca mítica de Whisky que tantas alegrías nos ha dado con sus campañas y sus productos, lanza su nueva gama de colores, tiñendo de diferentes colores sus botellas.

Para ello necesitábamos unir dos mundos, el digital y el físico, con una idea que nos permitirá eludir las prohibiciones de campañas de exterior. Y ahí empezó nuestra cabeza a funcionar.

Lo primero, aprovechar el color como eje de la acción: vamos a teñir Barcelona con nuestros nuevos colores. ¿Cómo? Subimos a un grupo de jóvenes en bicis modernas con leds, que iban cambiando de color. ¿Cómo cambiaban de color? Fácil, a través de Twitter y de hashtag para cada color de cada una de las botellas de J&B: así la gente que no esté en Barcelona también podía ser parte, para ello podrían votar a través de sus perfiles en RRSS, y en tiempo real las bicis iban cambiando su color gracias al apoyo de los usuarios.

J&B Colors, una experiencia Phygital que llenó de color las calles de Barcelona, que como en toda buena campaña de una marca de alcohol, acabó en una fiesta llena de luz y como no, de Colors.