Empezaron siendo los ninis, que ni estudian ni trabajan. Siguieron convirtiéndose en los «me, me, me», la generación más egocéntrica de la historia…para acabar transformando el mundo con sus sueños y sus ideas retadoras, haciendo de él un lugar mejor.

La campaña, más que una campaña en sí, es un himno a una generación que tuvo que acostumbrarse a un mundo eternamente en crisis, y que hizo de la necesidad de compartir, una virtud. Y eso, pues les hace grandes.

La campaña contó con piezas de televisión, momentos internos, medios digitales, campaña de exterior, y hasta un total de 16 medios que trabajaron conjuntamente para llegar a las audiencias Millenial. 

Distribuida en dos fases, mayo y octubre, cerró su puesta en escena con una mega promoción que no podría estar más alineada con sus necesidades y su realidad: 1 año de piso compartido, gratis.

La campaña superó los objetivos situando a la marca en un 45% de notoriedad en este target, todo un éxito, con más de 10.000 participantes en la promoción y con miles de menciones en redes sociales.